Son las 14:00 horas del sábado 1 de abril y en el patio de la Escuela Renacer suena la campana. Poco a poco los estudiantes se comienzan a reunir, son estudiantes provenientes de Quebrada Herrera, Putaendo y de distintas partes del Valle de Aconcagua y del país.

Renacer 9

Por los parlantes de la escuela se escucha una voz que dice “niños nos formamos en dos filas”. A la orden anterior los estudiantes se forman, entre ellos aparecen unas caras nerviosas y emocionadas. Mientras se reúnen, se saludan y se estrechan en largos abrazos, unos ríen y otros lloran.
Este particular grupo de estudiantes son 46 exalumnos de la Escuela E 59, desde el año 1969 hasta 1982. El encuentro tuvo motivo en honrar a sus queridos maestros María Isabel Gutiérrez, Patricio Vargas (QEPD) y Lorenzo Vergara (director).

Además, estos estudiantes saludan con cariño a dos mujeres; se trata de las manipuladoras de la época, las Sras. Hilda Leiva y María Herrera.

Este reencuentro lo inicia el estudiante de la promoción 1969, Don Manuel Henríquez, comienza diciendo: “Es tan grande el agrado de habernos vuelto a reunir después de más de cuatro décadas, acá, en un patio de escuela, no como apoderados, no como visitas, sino que, como alumnos, junto a nuestros profesores de antaño”.

El emocionado estudiante Manuel Henríquez, también agrega: “En este patio luminoso, de esta Escuela, heredera de la nuestra y que hoy comienza su mes aniversario, bañado por este sol que se dirige al otoño, con el primer amarillo de las hojas, todo se hace propicio para cerrar nuestros ojos y viajar en las alas de nuestra imaginación y recuerdos, hacia ese fin de la década de los años de los sesenta e inicios de la década de los setenta, años de convulsiones, luchas y rebeliones, nosotros también tuvimos nuestra propia revolución, que no fue de discurso encendido, ni marchas, ni de metralletas o cañones”.

La actual Escuela Renacer tiene su origen en la fusión de tres escuelas rurales multigrado existentes en la localidad de Quebrada Herrera: La primera en el sector Las Compuertas, la Escuela G N° 39; la segunda en el sector de Calle Ortiz, la Escuela E N° 35; y la tercera en el sector La Plazuela la Escuela E N° 59.

El año 1985 se unen las tres escuelas dando origen a la escuela G Nº 94, ubicada en La Plazuela, siendo designado por la Dirección Provincial de Educación uno de los tres directores como encargado de esta nueva Unidad Educativa, la Profesora Nila Briceño.

Una vez formados los estudiantes, los dos profesores proceden a pasar la lista a sus niños. Cada uno de los exalumnos van contestando al llamado de los maestros con un emocionado “presente señorita” “presente profesor”. Al pasar los estudiantes, cada uno de los profesores va comentando las características de cada uno de “sus niños o niñas”, presentes en el encuentro.

Posteriormente, la Escuela E 59 entona el himno nacional izando el pabellón patrio.

El acto continúa con las palabras de gratitud del profesor Lorenzo Vergara, de la profesora María Isabel Gutiérrez y del actual director de la Escuela Renacer profesor Jorge Contreras Pinto.

Un momento especial de este reencuentro, fue el almuerzo. Fue un espacio de risas, de abrazos, de homenajes, de palabras emocionadas para los profesores y de buenos recuerdos entre los estudiantes.

Entre los recuerdos simpáticos y que más recordaban los estudiantes, era cuando la manipuladora no podía ir a la escuela y el profesor Lorenzo Vergara cocinaba tallarines con salsa para toda la escuela.

Parte de estos homenajes fue el regalo de fotografías de las actividades de la escuela de esos años, enmarcada en maderas de la antigua escuela.

Finalmente este encuentro terminó con la fundación del Centro de Exalumnos de la Escuela Renacer, actuando como representante de este grupo el exalumno Manuel Henríquez y el exdocente Lorenzo Vergara.

Queridos compañeros, quiero invitarlos a que este sea el primer día de nuestra segunda vida, de aquí en adelante disfrutemos de lo que la vida nos regala.

Queridos Maestros, Doña María Isabel Gutiérrez, Don Lorenzo Vergara y Don Patricio Vargas, hoy, acá y este momento, hemos venido a abonar a la gran deuda que tenemos con ustedes, por sus sacrificios, sus desvelos, su vocación, reciban este pequeño homenaje de sus primeros alumnos, como una parte de pago de la deuda inmensa que tenemos con ustedes, que no creemos que nos alcance existencia terrenal para saldar.

Escuela Renacer 1

Renacer 2

Renacer 3

Renacer 4

Renacer 5

Renacer 6

Renacer 7

Renacer 8

Renacer 9

Renacer 10